Poemas en Quechua

Leyenda del Adolescente Huérfano (Traducción de Khara Walaycho ,por la Autora)

Soy el adolecente huérfano
ahondado tengo el corazón
de vida solitario.

Y como el sol, resplandeciente
hijos felices ,con buenas mamás
brinden su alegría
con danzas y cantos.

Como huérfano,
el cause del río es mi sitial
correré hacia abajo
cuesta arriba subiré
soplando mi pinquillo
el pututo, resonará
en estos lares.

 

Tengo los ojos parpadeantes
por el cansancio de tanto llanto
busco el Astral de mi madre
tornado en tristeza el alma
por que nada materializa mi llanto.

Y la estrella desgreñada
resplandeciente
con brillo desmedido
supo hace soñar
como el fiero Vendaval
repeliendo mi ser
al son del ruido
granizando del amanecer
y las abarcas u hojotas
impregnadas de nieve
congelados los pies
anduve.

 

Así vivo en pueblos ajenos
buscando la Cueva de Puthina
tan presto, convergerá
en mi refugio cotidiano.

En este día sublime de grandeza
como recordación a todas las madrecitas
recorriendo las serranías
cojan, las flores silvestres
con ferviente cariño, saluden
y abracen, besen
engalanando en la bandera de gloria
para mayúsculo porvenir.

 

Mientras permanezco
arrodillado
con rótulas desdobladas
entumidas
orando en el Altar
!Oh! Cristo crucificado
aplaca corazones
Ruines en justicia
para todos.

De pronto se alza
en la Cueva de Puthina
la Anda enorme de fuego
despidiendo de olor de azufre
hijo del Sideral
me invita a su recorrido
a reunirme
como enigma.

 

Perdiéndose en el horizonte
como Hadas fulgurantes
hoy resurge en el firmamento
dejan estela como olor a sulfuris
en su recorrido el nominado “OVNI”
tal vez junto a él
me vaya.

Soy el adolescente huérfano
nominado sin dueño.

Volver a la Página de Inicio

Volver a los Poemas en Quechua

También puede gustarte